Cuba-EE.UU: En escena los viejos muchachones

Etiquetas

, , , , , ,

En Estados Unidos siempre se ha trabajado en la confección de un plan subversivo integral contra Cuba ajustado a los acontecimientos, con sus ramas políticas e ideológicas abiertas y sus operaciones encubiertas para usar todas las herramientas que hagan falta en el propósito de desestabilizar el orden interno nacional y lograr los objetivos de destruir a la Revolución.

Lo que ha hecho Donald Trump ha oxigenado a esa frustrada derecha de origen cubano. Los acontecimientos se han disparado tan pronto como el presidente concluyó su discurso retórico ante aquel público histérico, de apátridas, mercenarios, y, de modo especial, con la presencia de un grupo amplio de terroristas que ha sembrado luto y muerte en el seno de nuestro pueblo a lo largo de más de 55 años. Aplaudían frenéticamente a cuanta frase amenazante pronunciaba contra nuestro país y a la promesa de ser duros contra nuestra heroica nación.

Casi inmediatamente después del discurso del jefe del imperio, organizaciones de la mafia y mercenarios que viven en la Isla ofrecieron una conferencia de prensa en un centro cultural de Miami para calificar de “exitoso” el giro de la política de la administración en sus relaciones con nuestro país y enfatizar que a juicio de ellos lo dicho por Trump marca “una nueva era”.

Lo más significativo es que pasadas varias horas del show en el miamense teatro Manuel Artime, se produjo un acontecimiento que no ha tenido mucha divulgación, pero es muy llamativo y, como algunos expertos en Estados Unidos han señalado, no es algo casual: el director de la Agencia Central de Inteligencia (CIA), Mike Pompeo, se reunió en Langley con varios miembros de la Brigada mercenaria 2506 encabezados por Félix Rodríguez Mendigutia el Gato y otras personajes, entre ellos el comisionado del condado de Miami-Dade, Esteban Bovo Jr., el Sheriff Jorge Gutiérrez Izaguirre y el senador cubanoamericano, Marco Rubio. Sigue leyendo

Anuncios

Arranca el motor constituyente en Venezuela

Etiquetas

, , , ,

Los 545 integrantes de la nueva Asamblea Nacional Constituyente (ANC) en Venezuela entran este viernes en funciones para definir nuevas bases políticas, económicas y sociales que consoliden la paz y el desarrollo económico en la nación bolivariana.

Los constituyentes se congregarán en el Salón Elíptico del Palacio Federal, ubicado en Caracas, espacio del Capitolio venezolano que atesora obras artísticas y documentos históricos como el Acta de Declaración de la Independencia, firmada el 5 de julio de 1811, y el libro de debate del primer Congreso del país.

De acuerdo con las bases comiciales de la ANC, dictadas por el presidente de la República, Nicolás Maduro, el órgano deliberante usará provisionalmente el estatuto de funcionamiento de la Asamblea Constituyente de 1999, reporta la agencia AVN.

En el documento empleado hace 18 años se establece, entre otros aspectos, la dedicación exclusiva de los constituyentes a la labor dentro de la asamblea, así como la conformación de una junta directiva compuesta por un Presidente, un Primer Vicepresidente, un Segundo Vicepresidente, un Secretario y un Subsecretario.

También, se establece en ese reglamento el tiempo de duración máximo de las intervenciones de los constituyentes, fijado en 15 minutos para la primera participación en los debates, y los mecanismos para registrar las sesiones.
La nueva ANC funcionará con esos estatutos hasta que diseñe y apruebe su propio reglamento.

La instalación de la Constituyente estará acompañada de una movilización popular hacia el Palacio Federal Legislativo, que partirá desde la avenida Libertador de Caracas.

Sigue leyendo

Rescate de terroristas: Una política gastada

Etiquetas

, , , ,

Tras el desmoronamiento del campo socialista y la desintegración de la URSS, la economía cubana tocó fondo. Como “estocada final”, Estados Unidos promulgó la Ley Torricelly, que arreció el bloqueo económico, comercial y financiero contra la Isla.

Un efecto inmediato fue la aparición del Riesgo Cuba, que provoca recargos a las transacciones de hasta el 22% sobre las tasas de interés y los precios prevalecientes en el mercado mundial.

Hacia 1994 en Miami los terroristas actuaban con absoluta impunidad. Ese año se registraron ataques piratas contra los hoteles Meliá Varadero y Guitart Cayo Coco; un ametrallamiento en la bahía de Matanzas contra un tanquero de bandera maltesa cargado de petróleo; un sabotaje contra la Termoeléctrica de Nuevitas, en Camagüey, y dos atentados contra instalaciones de servicio al turismo.

En paralelo —y pese al esfuerzo cubano por normalizar las relaciones con la emigración—, continuaba el estímulo a las salidas ilegales del país. Con independencia del Acuerdo de Normalización de las Relaciones Migratorias del 14 de diciembre de 1984 —que estableció una cuota anual de hasta 20 000 visas para Cuba—, Estados Unidos no dejó de manipular el tema como factor de desestabilización. Ningún presidente —republicano o demócrata— tuvo la intención real de corregir las distorsiones de una política que por más de 35 años presentaba a todo emigrante cubano como refugiado político.

A partir de 1991 el problema se había agravado, al anular Estados Unidos el espíritu del acuerdo: mientras la demanda crecía, las formas de emigrar se redujeron, pues de 60 000 visas para otorgar entre 1991-1993, su Sección de Intereses en La Habana concedió 3 250, y el rechazo a quienes las solicitaban por concepto de visitas familiares escalaba del 40% al 80%. Sigue leyendo

Venezuela, una historia repetida

Etiquetas

, , ,

Por Arthur González

Los métodos subversivos empleados hoy contra Venezuela por la CIA y el Departamento de Estado, son los mismos que utilizaron contra la Revolución cubana en 1960 y a pesar de sus fracasos insisten en  repetirlos, con la esperanza que les den resultados 58 años después.

Miles de millones de dólares son repartidos entre los partidos de la oposición venezolana, ilusionados en tener éxitos en sus propósitos de derrumbar la Revolución Bolivariana, unido a la teoría subversiva de Gene Sharp, más los consejos que le diera el polaco Lech Walesa a Leopoldo López, durante la visita que hiciera hace tres años al Instituto Walesa en Varsovia, junto a algunos asalariados cubanos.

Ninguna de esas viejas recetas ha triunfado y el pueblo venezolano sigue apoyando su proceso social, a pesar de las penurias causadas por la guerra económica implantada por Estados Unidos, copiando la misma receta aplicada contra el pueblo cubano.

Al revisar los lineamientos que estableció la CIA y el Departamento de Estado contra la Revolución cubana, se aprecia total coincidencia de acciones y objetivos, tal es el caso de lo propuesto por el entonces Sub Secretario de Estado para el hemisferio occidental, en abril de 1960, en el cual expresó: Sigue leyendo