Donald Trump sigue perdiendo el apoyo de los líderes económicos de Estados Unidos, tras la salida de otros tres directores ejecutivos de grandes empresas del consejo asesor del presidente, en protesta por su reacción a la violencia de extrema derecha en la ciudad de Charlottesville.

Tras la renuncia del director ejecutivo de la farmacéutica Merck, Kenneth Frazier, le siguieron el de Intel, Brian Krzanich, y Kevin Plank, del fabricante de ropa y accesorios deportivos Under Armour.

“Ya he dejado claro mi rechazo a la reciente violencia impulsada por el odio en Charlottesville”, dijo Krzanich. “Renuncio porque quiero hacer progresos, mientras que muchos en Washington parecen más preocupados en atacar a todos los que no opinen lo mismo que ellos”.

Más temprano, Frazier, uno de los CEO un hombre negro de más alto perfil del país, había anunciado su dimisión con el argumento de que “los líderes estadounidenses tienen que honrar nuestros valores fundamentales rechazando claramente las expresiones de odio, fanatismo y supremacía de un grupo sobre otro”.

Trump criticó la marcha de Frazier en Twitter con un comentario irónico: “Ahora que Ken Frazier de la farmacéutica Merck ha renunciado al Consejo de Manufacturas del Presidente, tendrá más tiempo para ¡BAJAR LOS PRECIOS DE ESTAFA DE LOS MEDICAMENTOS!”.

El lunes el presidente salió finalmente a condenar a los grupos de supremacistas blancos tras recibir duras críticas por su tibia respuesta a los incidentes de Charlottensville, Virginia. Trump había atribuido en un primer momento a“muchas partes” la culpa de lo ocurrido.

El sábado, un ultraderechista blanco atropelló con su coche a un grupo de manifestantes que protestaban contra la marcha de los supremacistas y mató a una mujer de 32 años además de dejar 19 heridos.

Los neonazis, los racistas del Ku Klux Klan y otros grupos no tienen cabida en Estados Unidos, dijo el presidente. “El racismo es el mal, y aquellos que usan la violencia en su nombre son criminales y delincuentes”, añadió.

Sin embargo, los críticos cuestionaron que sus declaraciones lleguen demasiado tarde para revertir el daño causado por su reticencia inicial, así como la idea de criticar a Frazier en estos momentos.

Tras otro tweet criticando a Merck, Trump escribió: “Hice más declaraciones sobre Charlottesville y veo una vez más que los #Fake News Media (medios que difunden noticias falsas) nunca estarán satisfechos… ¡realmente son mala gente!”.

El sospechoso de atropellar a la multitud en la contramanifestación, James Alex Fields Jr, de 20 años y del estado de Ohio, ha sido acusado de asesinato en segundo grado y otros crímenes y se le denegó la fianza en una audiencia el lunes. El 25 de agosto será la próxima vista.

En junio habían abandonado ya el consejo presidencial el fundador de Tesla,Elon Musk, y el jefe de Disney, Robert Iger, como respuesta a la salida de Estados Unidos del acuerdo sobre clima de París. Musk renunció entonces tanto al Consejo Manufacturero como a un gremio asesor de economía general, el “Business Advisory Council”.  

 

Anuncios