Etiquetas

, , , ,

El rápido juzgamiento del presidente brasileño, Michel Temer, y de su cleptocracia – gobierno de ladrones, en sentido griego – es hoy una exigencia democrática y republicana mínima de la cual es imposibe desistir, afirmó el columnista Jefferson Miola.

La Cámara de Diputados, aquella ‘asamblea general de bandidos’ comandada por Eduardo Cunha (el cómplice de Temer) que depuso a la presidenta Dilma Rousseff sin ningún fundamento legal y constitucional, ‘incitará una guerra civil si no autorizara el enjuiciamiento de un bandido como Temer por el Supremo Tribunal Federal’, advirtió.

Coordinador ejecutivo del Quinto Fórum Social Mundial, Miola aseveró que la denuncia ofrecida por la Procuraduría General de la República contra Temer por el delito de corrupción tiene una contundencia y gravedad tales que limita las posibilidades de sobrevivencia del presidente usurpador y de su cuadrilla.

De esta manera, acotó, la primera de las cuatro acusaciones de las que será objeto ante la Corte Suprema (las demás serán por asociación delictiva, obstrucción de la justicia y prevaricación) es un factor que contribuye para abreviar esta tragedia que Temer representa en la historia de Brasil.

Para el también integrante del Instituto de Debates, Estudios y Alternativas de Porto Alegre (IDEA), el fin del gobierno Temer debilita el golpe parlamentario-judicial perpetrado contra Rousseff, porque expone las vísceras más podridas del bandidaje que tomó por asalto el poder en Brasil 

El ‘Fuera Temer’ tiene hora y fecha marcada para suceder, subrayó Miola, para quien la agenda de las elecciones directas ya está ahora, más que nunca, en la orden del día.

Como era esperado aquí, el lunes íltimo el procurador general de la República, Rodrigo Janot, presentó ante la Suprema Corte una denuncia por corrupción pasiva contra Temer, que este último descalificó ayer cuando dijo además ser víctima de ‘una infamia de naturaleza política’.

Por el contrario, y en un duro editorial publicado hoy, el diario O Globo (uno de los soportes fundamentales de golpe contra Dilma) afirmó que ‘las pruebas sustentan una denúncia sólida contra Temer’, quien -aseguró- ‘entra en la historia por la puerta del fondo’ al ser el primer presidente en funciones acusado de corrupción.

Refiriéndose a la declaración hecha ayer por el gobernante, el periódico señaló que en vez de responder a cuestiones objetivas de la acusación éste se dedicó a atacar a Janot, y advirtió que es muy difícil funcione el viejo aserto de ‘la mejor defensa es el ataque’ delante de tantos indicios y pruebas en sentido contrario.

Anuncios